Seleccionar página

Un cuento que no tiene nada que ver con las clases ni los materiales de español. O igual sí.

fruteros malvados

Si estás pensando en suscribirte, déjame que te enseñe el tipo de email que recibirás. Este de aquí abajo es un buen ejemplo:

Érase una vez un pueblo en el que había una frutería. A su dueña le iba bien, y con razón. Ofrecía fruta de calidad y atendía a sus clientes de manera excepcional. Por eso, muchos clientes la visitaban cada semana para llevar frutas con sabor a sus mesas.

Un día, entró una persona y se quedó mirando fijamente las frutas durante varios minutos. Finalmente, dijo:

– Estoy muy sorprendida de que tengas toda esta fruta a la venta, cuando puedes encontrarla en cualquier árbol.

A nuestra frutera no le sorprendió demasiado oir esto (al fin y al cabo, no era la primera vez). Le respondió lo siguiente:

 

– Las frutas vienen de los árboles, pero no todo el mundo tiene tiempo ni interés en ir a recogerlas. Aquí tienes frutas saludables que he seleccionado yo personalmente. Y algunas, como estos arándanos albinos de la micronesia, son casi imposibles de conseguir. Todo esto requiere una inversión, así que es justo que me paguen por mi trabajo.

– Las frutas son un bien universal, igual que el derecho a comerlas. No todo el mundo puede permitirse comprarlas en una frutería como la tuya. Es muy elitista por tu parte asumir lo contrario.

– ¿Perdona?

 

Lo dejamos aquí. Suena surrealista, ¿verdad? Bueno, pues esto lo leí en un grupo de feisbuc para profes online de español. Solo tienes que cambiar un par de palabras, y te harás una idea del panorama. Pero entonces, ¿quién tiene razón en esta historia?

-¿La malvada frutera, que considera que su tiempo y esfuerzo tiene valor?

-¿La que defiende que la fruta debe ser gratis porque sale de los árboles?

-¿Los arándanos albinos de la micronesia?

-¿Naranjito?

En mi sesgadísima opinión, es irrelevante. Lo único que importa, lo único que puede -y debe- hacer cualquier frutero es centrarse en las personas que valoran sus frutas.

Eso es lo que hago cada día, aunque mi mejor fruta está reservada para los suscriptores.

Si quieres oler, tocar o probarla, es aquí. Además, te llevas una de regalo:

En esta lista cuento cosas útiles y divertidas para estudiantes y profes de español. Si no te gusta lo que cuento, puedes darte de baja cuando quieras.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en MailPoet, proveedor de email marketing. Mailpoet también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley. Para cualquier duda sobre tus datos, aquí me tienes.